Cómo conservar el valor de tu coche

La compra de un coche casi nunca podría ser pensada como una inversión. ¿Por qué casi nunca? Porque a menos que tengas en mente montar con él un negocio de alquiler, jamás podría uno vender un coche usado por un precio más alto del que se pagó por él. Lamentablemente, tan pronto como un vehículo sale del concesionario su valor empieza a bajar.

Sin embargo, sabiendo que así funciona, muchas veces preferimos igualmente comprar un coche porque nos imaginamos todos los lugares a los que podríamos ir con él y elegimos concretar la compra. Aún así recomendamos tomar en cuenta algunos factores antes de realizar la operación, para poder optar por una opción que económicamente te perjudique en menor medida.

 

¿Cómo funciona la devaluación de un coche?

Como mencionamos anteriormente, en cuanto sus cuatro ruedas salen a la calle, automáticamente pierde un 10% de su valor. Adicionalmente, al cumplir su primer año vuelve a perder otro 10% extra. Los coches 0km continúan depreciándose entre un 15-25% por año a lo largo de los primeros 4 años, pudiendo perder alrededor de un 60% del valor en sus primeros 5 años de vida. Lo que quiere decir que, si compras un coche relativamente nuevo, podrías ahorrarte la depreciación del primer año, pero la de los años siguientes si vas a percibirla. Por eso, recordamos la importancia de verificar antes de comprarlo: la edad del vehículo, el número de propietarios que tuvo anteriormente, la cantidad de km que tiene y el momento en el que salió del primer concesionario.

 

El estado físico del coche

Evidentemente, un coche que ha sufrido un golpe o accidente, también sufrirá una devaluación a raíz de ello. Hay accidentes que no pueden evitarse, pero en la medida de lo posible, es conveniente tratar al coche con delicadeza, circular por carreteras bien pavimentadas, y evitar conducir agresivamente.

 

La popularidad

Más allá de cómo funciona el mercado, la mente y las tendencias también influyen en la manera de cómo se devalúa el valor de un coche. Aquellos coches que son más populares y deseados tienen más posibilidades de mantener su precio. El problema es que lo popular puede cambiar de un año al otro, por lo que hay un riesgo de que al comprar un coche que está de moda, en los siguientes años deje de estarlo y a partir de ello sufra una devaluación aún mayor de lo común.

 

Las marcas que menos se deprecian

Hay algunas marcas de coches que tienden a depreciarse menos que otras. De cualquier manera, esto no impacta de la misma forma en el corto plazo que en el largo plazo. Quizás sería conveniente que antes de tomar tu decisión, tengas en mente por cuantos años aproximadamente tienes pensado conservarlo.

Te dejamos una tabla para que puedas comprender cómo funciona la depreciación de estas marcas en un año, y en cinco años.

Coches que mejor conservan su valor durante el primer año.
Coches que mejor conservan su valor durante los primeros 5 años.

Las marcas que más valor pierden

En contraparte a lo anterior, hay algunas marcas de coches que pierden su valor muy rápidamente en comparación al resto. Si estás pensando en comprarte un coche de alguna de las siguientes marcas, quizás te convenga comprar uno usado que ya haya sufrido la depreciación más fuerte de los primeros años para que no tengas que percibirla tú.

Coches con mayor depreciación en su primer año.
Coches con mayor depreciación en sus primeros 5 años de edad.

¿Cómo mantener el valor de un coche?

Aunque el valor de un coche esté sujeto a las leyes del mercado, hay algunas cosas que si podemos hacer para conservar mejor su valor.

El kilometraje

Obviamente, cuantos menos kilómetros tenga menos se devaluará. Se considera normal que un coche circule hasta 15.000 km por año, por lo que es recomendable no exceder esa cantidad.

Color

Es importante considerar que el día que quieras vender tu coche, será más fácil si es de un color neutral. Los coches de colores muy llamativos no resultan muy atractivos para la mayoría de la gente, por lo que probablemente te cueste más conseguirle un comprador.

Limpieza

Un coche bien mantenido, tanto por fuera como por dentro será mucho más tentador para cualquier comprador. De vez en cuando, es conveniente aspirar su interior, y cuidar su exterior con jabón, limpiacristales, y un poco de cera para mantenerlo limpio y brillante.

Los extras

Un coche con características adicionales será más especial sin ninguna duda. Especialmente si se trata de características de seguridad, tapizado, o cuestiones tecnológicas en su interior. Obviamente tendrás que pagar más por ello inicialmente, pero también será más apreciado cuando quieras venderlo.

Vesto te ayudará a que puedas ahorrar de manera simple y automática para el coche que tanto deseas. Además te aportará información relevante como la que acabas de leer para que puedas tomar mejores decisiones financieras, mientras logras los objetivos más importantes de tu vida.

No te pierdas estos artículos: