Fondos de Inversión

¿Qué es un Fondo?

Un fondo es como un recipiente de dinero acumulado, destinado a un propósito específico, que puede tratarse casi de cualquier tema. Para darte un ejemplo, un gobierno puede crear un fondo y separar dinero con el fin de construir un nuevo centro cívico, o una compañía de seguros podría tener un fondo con dinero para poder pagarle a sus clientes cuando fuera necesario. Y mientras tanto, ese dinero está constantemente siendo analizado e invertido por expertos que son capaces de generar una rentabilidad a partir de él.

¿Cómo funciona un Fondo?

Por un lado están los particulares, tanto como compañías, y gobiernos, que utilizan estructuras de fondos para separar dinero a un lado con un objetivo específico. Y por el otro, están los inversores particulares, e inversores institucionales, quienes pueden también ubicar su dinero en aquellos fondos, con el objetivo de generar una rentabilidad, y entonces ganar dinero.

¿Cuáles son los tipos de Fondos más comunes?

- Fondo de emergencia: son ahorros personales con el objetivo de hacer frente a imprevistos en períodos difíciles (como pérdida de empleo, averías en casa o del coche, enfermedades, etc.) Los expertos consideran que un fondo de emergencia debería contener al menos 3 meses de lo que ingresas habitualmente. Puedes encontrar más información sobre este tema en otros artículos de nuestro blog.

- Fondos Universitarios: en algunos países los estudios universitarios son muy costosos y muchas familias crean planes de ahorro que se benefician de ciertas ventajas fiscales, anticipándose a ser capaces de costear los gastos universitarios de sus hijos en el futuro.

- Fondo para la jubilación: son ahorros de individuos destinados a planificar y costear su jubilación de manera más adecuada. Los retirados reciben mensualmente dinero o pensiones que provienen de fondos de jubilación.

Y cuando se trata de Fondos de Inversión, los más comunes son...

- Fondos Mutuos: son fondos gestionados por profesionales, que se dedican a inviertir el dinero de distintos inversores particulares en acciones, bonos y/o otros activos.

- ETF´s (Exchange-traded funds): estos tipos de fondos son ideales para personas que quieren tener más flexibilidad en sus inversiones. Son similares a los fondos mutuos pero se enfocan en el intercambio público (de acciones), siguiendo la estrategia de un índice bursátil.

En España, el IBEX 35 es un índice bursátil que hace referencia a la Bolsa española y permite medir el comportamiento conjunto de las 35 empresas más importantes que conforman el mercado español. Este listado fue cambiando a lo largo del tiempo en función de la situación de cada compañía, y actualmente está compuesto por empresas como BBVA, Repsol, Telefónica, etc.

Lo que quiere decir resumidamente, que al invertir en un ETF basado en el IBEX 35, estarías invirtiendo en las 35 compañías mas importantes del mercado español. Por lo tanto, si la evolución de aquellas empresas es buena, tus ahorros crecerán a la par de ellas; de la misma forma que si el mercado español se ve afectado por distintas razones, tus inversiones en ETF también lo sufrirán.

- Fondos Hedge: son vehículos de inversión enfocados en gestionar grandes patrimonios provenientes de individuos y/o compañías, con el objetivo de incrementar el retorno de la inversión.  Estos tipos de fondos tienen establecido un número mínimo de inversión que suele ser bastante alto, y utilizan estrategias de alto riesgo.

- Fondos de deuda gubernamental: se entiende por deuda públicadeuda soberana al conjunto de deudas que mantiene un Estado frente a otros países y/o particulares. Es una forma que utiliza el Estado o cualquier poder público para obtener recursos financieros e ir saldando sus deudas. Normalmente lo realizan mediante una emisión de títulos de valores o bonos. 

- Fondos del mercado monetario: son fondos altamente líquidos, y suelen ser comprados por inversores que están muy focalizados en generar intereses en el corto plazo.

 

 

 

 

 

No te pierdas estos artículos: