No necesitas ser rico para viajar con estilo

Internet es un tesoro de información para buscar el mejor precio en todo aquello que forma parte de un viaje. Hay muchísimos sitios web y herramientas que pueden ayudarte a descubrir cómo pagar menos al viajar. Si estás dispuesto a dedicar un poco de tiempo investigando, podrás descubrir dónde están las ofertas sin necesidad de regatear en absoluto.

El transporte

Utiliza buscadores para saber si te conviene ir en avión, tren, bus o coche. Ten en cuenta que los precios varían en base a la oferta y demanda por lo que además de tratar de evitar fechas muy solicitadas te recomendamos eliminar los cookies en tu ordenador y dirigirte desde un navegador incógnito al sitio web oficial de la compañía, en su idioma y divisa local. Posiblemente consigas un mejor precio si lo haces un Martes o Miércoles.

Prueba buscar los vuelos por separado o prueba la función multidestino que te permitirá conocer más lugares. Si tienes escalas, hazlas de manera estratégica y aprovecha esas horas para conocer una nueva ciudad. También puedes contar con los puntos de las tarjetas de crédito y los programas de pasajero frecuente.

Además de las famosas plataformas como Skyscanner, Kayak, Omio, y Blablacar, puedes mirarlo en  Viajerospiratas que suele tener ofertas interesantes.

Viaja ligero de equipaje

Las compañías Low Cost suelen ser muy exigentes y sólo permiten un equipaje de mano. Para evitar multas en el aeropuerto es importante que lleves la maleta adecuada con el peso indicado. En caso de que necesites facturar una maleta grande, es conveniente hacerlo a través del sitio web y con anticipación.

Alojamiento

Además de las plataformas para ver tarifas de hoteles, hoy en día existen opciones como Airbnb, Couchsurfing, Homexchange o bien hostels que te permitirán además de reducir los costos tener una experiencia diferente y conocer personas que de otro modo jamás conocerías.

¿Qué dinero llevar?

Haz un presupuesto realista para contemplar el dinero necesario. Al cambiar de divisa, ten en cuenta el tipo de cambio y las comisiones que te aplican en donde lo hagas. Generalmente resulta conveniente pagar con tarjeta para que tu propio banco te lo cobre, aunque es posible que algunos comercios trabajen únicamente con efectivo. Si aún no conoces Revolut, te recomendamos que lo mires con tiempo antes de viajar para obtener un tipo de cambio más competitivo. Además te da la posibilidad de extraer dinero de cualquier cajero automático ATM sin comisión.

Utiliza transporte público

En muchas ciudades hay un abono que resulta más conveniente. Además hoy en día puedes encontrar aplicaciones donde alquilar bicicleta, moto, monopatín o coches compartidos y recorrer la ciudad a muy bajo coste.

¿Dónde comer?

Además de chequear dónde comer en sitios web como Tripadvisor, o Foursquare puedes aprovechar de los mercados locales, o hacer picnic con distintos paisajes que harán de tu comida un momento único.

Un seguro a medida

Antes de viajar hazte con un seguro que cubra los riesgos posibles, sin necesidad de asegurar algo que es improbable que pase.

En Vesto puedes ahorrar para viajar y ver evolucionar tus ahorros diariamente. Además, para viajes en grupo puedes añadir más personas a la causa y compartir la emoción desde el principio.

Ahorra, haz tus maletas y ¡buen viaje!

No te pierdas estos artículos: