Renting o coche propio, ¿qué conviene más?

¿Haz oído hablar de “Renting¨?

En pocas palabras, se resume a contratar un servicio donde pagas una cuota mensual para poder conducir un coche y olvidarte de todo lo demás. En los últimos años esta tendencia ha crecido un poco, e incluso ahora hasta puedes encontrarlo en algunas marcas de coches que ofrecen soluciones como  “My Renting” de Volkswagen.

 

¿Qué incluye el Renting?

Además de las tareas administrativas de la misma compra (alta en la DGT, registro, impuestos, etc), la cuota mensual incluye el seguro a todo riesgo, asistencia en carretera, gestión de multas, impuesto de circulación, cambio de neumáticos, revisiones y reparaciones en ciertos talleres.

 

¿Qué cosas NO incluye?

Cabe aclarar que estas tarifas no incluyen combustible, posibles multas, o limpieza del vehículo. Tampoco responde ante reparaciones como consecuencia de un mal uso del coche o negligencia del conductor. Además aclaran que no está permitido subarrendar el coche. De cualquier modo, este tipo de cosas suelen estar descriptas en el contrato.

 

¿Por cuánto tiempo?

La duración de los contratos suele ir de 12 a 60 meses permitiendo circular 15.000km anuales, y realizando las revisiones en el plazo correspondiente.

Al finalizar el contrato es momento de devolver el coche, a menos que decidas quedártelo y pagar una cantidad que fue pacta de antemano. En caso de querer devolverlo antes de tiempo, probablemente te cobren una penalización por interrumpir el contrato, de la misma forma que si excedes la cantidad de km acordados.

 

Ventajas

Solamente abonas una cuota mensual, y te olvidas del resto. No necesitas una inversión inicial, puedes desentenderte de los trámites burocráticos como el pago de los impuestos, la gestión de las multas, temas vinculados al seguro, revisiones, etc.

Además, tienes la posibilidad de cambiar de coche cada pocos años, pudiendo elegir el modelo de acuerdo a tus necesidades de cada momento, y conduciendo siempre un coche con la última tecnología.

Compra vs Renting

Para hacértelo simple, te ponemos un ejemplo comparando ambas opciones sobre un coche clásico como lo es el SEAT LEÓN.

*Aclaramos que los precios responden a la fecha en la que fue escrito este artículo, pudiendo haber una variación en el futuro.

COMPRA
Precio: 20.240 € (financiación ofrecida por la marca).
Entrada: 6.237 €.
Comisión apertura: 420,09 €.
Cuota mensual: 350,13 € (Total: 48 cuotas).
Seguro: 525 €
Impuesto matriculación: 0 €.
Impuesto circulación: 59 €
Neumáticos: 442 €
Mantenimiento: 350 €/año
ITV: 50 €

RENTING
Cuota mensual: 269 €/mes + IVA (precio ofrecido por Arval).

Incluye:
- Contrato de cuatro años
- 15.000 kilómetros anuales
- Seguro y servicio Protección Total Auto
- Asistencia 24 horas
- Mantenimiento y reparaciones (sin coche de sustitución)
- ITV.
- Impuestos de matriculación y circulación incluidos
- Cambio de neumáticos ilimitado
- Gestión de multas
- Servicios telemáticos
*Modelo: Seat León 1.5 EcoTSI 130 CV Start/Stop Style Visio Edition.

Y tu, ¿qué eliges? ¿Renting o Coche Propio? Vesto podrá ayudarte a concretar tu decisión, ya sea para comprar o para pagar tu cuota mensual de Renting, simplificando y automatizando el proceso de ahorrar de acuerdo a tus posibilidades económicas.
Queremos apoyarte en los grandes objetivos de tu vida, y ayudarte a ahorrar para ello sin que lo notes.

No te pierdas estos artículos: